Ir al contenido principal

Reseña Claire DeWitt y la Ciudad de los Muertos de Sara Gran en Fantasymundo

Segunda entrega de mis reseñas atrasadas:

Portada de Claire DeWitt y la ciudad de los muertos, de  Sara Gran“Claire DeWitt y la ciudad de los muertos” (Destino, 2013) de la escritora Sara Gran es la primera novela de la serie de la detective Claire DeWitt. La autora ha escrito varias novelas antes que esta, ha trabajado como guionista para la serie de televisión "Southland" (NBC/TNT 2009-2013) y tiene publicada una continuación de esta misma saga.

Claire DeWitt acaba de volver al negocio de la investigación privada, después de un periodo de retiro y recibe el encargo de investigar la desaparición del fiscal del distrito Vic Willing, de quien se ha perdido la pista durante los aciagos días del huracán de categoría 5 Katrina que asoló Nueva Orleans en el verano de 2005. Claire regresa a una ciudad repleta de fantasmas que trata de recuperarse a duras penas de las penalidades provocadas por lo que allí llaman «la tormenta». Nueva Orleans todavía sufre los destrozos provocados por Katrina: barrios enteros destruidos, casas que apenas se sostienen en pie, habitaciones invadidas por el moho, personas desaparecidas, especulación inmobiliaria, servicios como la electricidad que va y viene, negocios abandonados, corrupción policial, saqueos, bandas callejeras incontroladas, violencia desmedida, asesinatos y tiroteos a diario…

La detective había pasado unos años en la ciudad a orillas del Mississippi con anterioridad y para ella es como estar en casa, porque fue el lugar donde su mentora Constance la introdujo en el mundo de la investigación. Después huyó de allí por varios motivos personales que nos desvelan desde casi el mismo principio de la historia.

La narración es una historia de estilo detectivesco con un personaje principal muy carismático, al mismo tiempo que controvertido. Claire es una investigadora un tanto peculiar. En primer lugar, según se define a sí misma es: «la mejor detective del mundo». La protagonista es una seguidora de varias corrientes y filosofías orientales, además de no hacerle ascos a ninguna droga que pueda hacerla escapar de la realidad durante unos momentos: analgésicos, sedantes, marihuana, cigarrillos embebidos con líquido de embalsamar, alcohol…

A medida que avanza la narración iremos averiguando más detalles sobre el trasfondo de Claire, su infancia y juventud en Brooklyn, su aprendizaje con Constance en Nueva Orleans, su vida desde entonces en San Francisco, sus miedos, sus adicciones, su carácter inestable y autodestructivo que también usa como uno de los elementos de los que se sirve para sus casos. Claire resulta una mujer arrogante, insegura, que no duda en mentir para obtener lo que quiere, que siempre trata de demostrar que es más inteligente que quienes la rodean, hasta unos niveles en los que el lector llega a odiarla. Pero esa aversión constituye una de las caras de la misma moneda, pues la autora juega muy bien con los defectos y con las virtudes de su protagonista, porque esa moneda puede darse la vuelta nada más girar la página.

Claire arrastra unos cuantos demonios personales, unos se quedaron en Nueva Orleans, otros, en cambio, la han acompañado desde su adolescencia, como la desaparición de su amiga Tracy. Estos traumas, más otros que se creará ella, han sido la causa de que Claire se haya convertido en una investigadora privada, la mejor, como no se cansa de repetirnos. Todos esos sucesos sobre el pasado de Claire DeWitt dan una visión poliédrica del personaje que nos ayuda a comprender sus motivaciones y las razones por las que actúa y se comporta cómo lo hace.

Sin embargo, su mejor virtud también resulta ser también su principal defecto. Porque Claire DeWitt es la protagonista absoluta —con la excepción de Nueva Orleans—, la narración es en primera persona y siempre desde su subjetivo punto de vista. Apenas aparecen un par de personajes secundarios que la ayudan, pero su importancia es tan anecdótica que no cuentan con suficiente relevancia como para complementar al personaje principal y no están la altura de Claire en ningún sentido. Probablemente al ser esta la primera novela de la serie, la autora haya querido incidir de forma exhaustiva en la caracterización de la protagonista, hasta el punto de no dejar aire para incluir en la historia a otro personaje tan detallado. En ese sentido, el lector siempre tiene el mismo conocimiento que la detective y va descubriendo las pistas y los reveses de la investigación a la vez que ella. Quizá alguna de esas tramas del pasado de Claire queden en suspenso y sin solucionar, con el objeto de continuarlas en el resto de novelas de la serie.

Otro de los elementos principales de la novela y casi un personaje más es la ciudad de Nueva Orleans. La historia está ambientada en 2007, menos de un año y medio después de la catástrofe causada por Katrina que anegó el ochenta por ciento de la superficie de la ciudad. Nos hablan de un lugar que se encuentra en plena reconstrucción, no solo física, si no moral. Ya nada será como la ciudad antes de la tormenta que recordaba Claire, aunque todavía conserva muchas de sus características. Una de las cunas de la música popular moderna desfallece, trata de encontrarse y de recuperar el esplendor perdido de sus celebraciones como el Mardi Gras, las bandas de música callejera, los desfiles tradicionales de los indios negros.
 

Leéla completa en Fantasymundo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Últimas Lecturas: Cleopatra y Zombis

¿Quién necesita a Cleopatra? Steve Redwood. Grupo AJEC.

La novela del británico, es una narración sobre viajes en el tiempo en clave de humor, ese al estilo de Douglas Adams, Terry Pratchet o Thom Sharpe.

Por las páginas de este libro, veremos surgir a Leonardo Da Vinci, Caín, Joseph Smith (el fundador de la iglesia mormona), los extraños objetos no identificados que se estrellaron en Roswell en 1947, Rasputín, Jesús... Estas peripecias están contadas desde el punto de vista de N, el narrador traicionero, inventor del aparato que posibilita el viaje hacia un momento del pasado. Junto a él su compañero a la fuerza, Bertie, cuyo único mérito es ser el hijo del acaudalado mecenas que patrocina el proyecto.
Así, asistiremos a paradojas temporales, viajeros del tiempo de diferentes eras, una pareja de hombres desagradables que siempre aparecen cuando menos te lo esperas, policías del tiempo macizas, puñaladas traperas en inhóspitos escenarios, enamoramientos, desengaños amorosos, una vejiga a…

Reseña El Bosque Negro de Steve Hillard en Fantasymundo

Con muy poca diferencia de la anterior se ha publicado mi segunda reseña para la web de Fantasymundo. En esta ocasión de la novela El Bosque Negro de Steve Hillard.

En primer lugar, hay que poner un poco en antecedentes a quien quiera aventurarse en la lectura de esta obra, "El Bosque Negro" (Timun Mas, 2012), viene precedida por la polémica. Me explico, el autor escribió el libro en 2010, una novela que toma situaciones, términos, lugares y algunos personajes de las historias de J.R.R. Tolkien, apareciendo este caracterizado como uno de los personajes secundarios de "El Bosque Negro".
Lee el restoaq.


El Bosque Negro podría considerarse tanto una novela épica como un ensayo de crítica literaria, cuya trama explora las difusas fronteras entre los mundos. Muy pocos son los que saben que en 1970 el profesor Tolkien realizó un viaje a Estados Unidos durante el cual activó una serie de poderes élfi cos ocultos en unos antiguos documentos. El lector que se intern…

El Último Dragón y Encrucijada de Tobías Grumm

Hoy, dos entradas en una sola para mantener el espíritu de Grindhouse de sesión doble.

El Último Dragón

La segunda parte de la saga La Tierra del Dragón, del escritor valenciano, Tobías Grumm, seudónimo de David Mateo, es tan emocionante, si cabe, como su predecesora Nicho de Reyes. La novela se encuentra dividida en dos partes, característica ya típica del autor.
El Último Dragón comienza con un largo prólogo en el que se nos deja caer por dónde pueden ir los tiros de la historia, sobre todo, de la segunda parte de la narración.En la primera de las mitades, seguimos los acontecimientos del protagonista de Nicho de Reyes, pues ésta resulta continuación directa de la anterior. La Dama del Este, el navío pirata patroneado por Jakob O’Neil, el Lobo Negro, en el que el joven abisinio se había embarcado como polizón. El bergantín ha navegado por los mares de Argos, traficando con mercancías de puerto en puerto, hasta que arriban a Santiyí, meca y cuna de piratas, una especie de Isla Tortuga.…