Ir al contenido principal

Don't let the bastards grind you down

Don't let the bastards grind you down es un línea de Acrobat una de las canciones que estaba en el Achtung Baby de U2, posiblemente una de las menos conocidas entre el gran público, para mí una de las mejores letras que ha escrito Bono. Literalmente significa: no dejes que los cabrones te machaquen.

Esta semana hemos asistido en redes a un espectáculo bochornoso en el mundillo literario en el que me muevo. No voy a entrar a valorar quién tiene razón, quién dijo qué, ni si esos comentarios iban dirigidos a otras personas y con otras intenciones. La idea que puede percibir una persona que no esté al tanto de estas cosas es que los escritores se dedican a lanzarse puñaladas por las redes como deporte. Y es posible que en algunos casos tenga razón. Pero no es de lo que se trata. O bien no debería de serlo.

Escribo más o menos desde los dieciocho años, aunque de forma un poco más seria desde los veinticuatro. O sea, hace más de catorce. Jamás pensé que llegaría a publicar un escrito mío de manera más o menos profesional. Pero lo hice y lo sigo haciendo, con mejor o peor suerte. Tres novelas publicadas, relatos míos en más de una decena de antologías (y un par más por ser publicadas). Además de lo que permanece por ahí inédito, en total otras dos novelas, una tercera a medias a la que en algún momento regresaré y otra en la que estoy colaborando; se me olvidaba, un proyecto de serie de televisión. Y aunque parezca lo contrario: no, no lo dejo, ni lo dejaré. Aunque lleve más de dos años sin escribir nada más extenso que unos relatos. No dejo de escribir porque creo que todavía me queda mucho por decir, porque pienso que puedo aportar algo, porque me parece que tengo historias por contar.

En la literatura hay muchas envidias, vuelan los egos y las puñaladas traperas, incluso a niveles tan insignificantes en el conjunto de la industria como el mío. Hay gente que vive de poner palos a los demás para que se tropiecen, tirar la piedra y esconder la mano, hacerse cuentas falsas en redes sociales para poner a parir la obra de un autor que le cae mal (sí, esto sucede, lo he sufrido yo y mucha otra gente), otros que utilizan a sus minions o fans para atacarte porque no son lo bastante valientes para hacerlo cara a cara... Y muchas otras mezquindades que no viene a cuento comentar. Son cosas que están ahí y que con Facebook, Twitter, Instagram y demás parece que se amplifican y que cada día son más  frecuentes. Es una lástima que lo que más nos gusta esté repleto de estas mierdas y que haya tanto miserable suelto con tanto tiempo libre en lugar de centrarse en crear.

No pretendo ir contra nadie, eso que quede claro. Ni dar lecciones. No soy maestro de nada, tengo curiosidad y me gusta aprender para ser mejor en cualquier campo. No me creo mejor que nadie. Soy de los que prefiero que sea mi trabajo el que hable por mí, si no ha sido así, entonces es que no soy lo bastante bueno y que tengo que continuar trabajando para conseguirlo. Y en ello estoy, porque mi idea es que siempre habrá alguien que escriba mejor que tú o que haya leído más que tú. Así que trabajaré duro.

Espero que esta especie de ¿reflexión?, ¿opinión?, ¿pensamiento en voz alta?, os sirva y os aporte algo, desde luego esa ha sido mi intención con este contenido un poco diferente a lo que suelo traer por aquí.



No seáis ruines, no seáis mezquinos, no seáis miserables, no seáis falsos. Y sobre todo: Don't let the bastards grind you down.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reseña Los Héroes de Joe Abercrombie

Continúan mis reseñas para la web Fantasymundo, en esta ocasión hablo de Los Héroes de Joe Abercrombie:

"Los Héroes" (Alianza, colección Runas 2012), es la última novela del autor británico Joe Abercrombie, famoso por su trilogía de fantasía épica La Primera Ley formada por: "La Voz de las Espadas", "Antes de que los cuelguen" y "El último argumento de los Reyes". "Los Héroes", aunque ambientado en el mismo universo que la trilogía, es al igual que "La Mejor Venganza" de lectura independiente y autoconclusiva. Aunque los lectores que estén familiarizados con la obra de Abercrombie seguro que encontrarán referencias, que para los que no lo estábamos, pasarán desapercibidas. Además de varios personajes que ya habían aparecido anteriormente que repiten en esta ocasión.

La civilizada y organizada Unión, se encuentra en guerra con el Norte, salvaje, agreste y caótico y que no desea que lo colonicen. Los dos bandos han estado …

Mis libros - Actualización

Hola amigos. Unos meses sin pasar por aquí, culpa del poco tiempo que tengo ahora, no me da la vida para más. Pero espero recuperar el ritmo de una entrada por semana.

Me estaba planteando que en estos momentos es la ocasión en la que más obras mías se encuentran a la venta, así que quería haceros una recopilación de ellas.

Vamos por orden cronológico:

Calles de Chatarra (2013)
Mi novela de fantasía urbana y género negro, publicada por Palabras de Agua. La tenéis disponible en la tienda de la editorial por 15,20 € envío gratuito y en digital sin DRM por 2,99€.


La Senda de Ahk-Nabul (2017)
Co-escrita junto a David Prieto, es una historia de aventuras, con mucho pulp y atmósfera lovecraftiana, ambientada en los años 20. Está en Amazon en papel por 14€ y en digital por 2,99€.






Calabacines en el ático: Freakshow (2017)
Antología digital, la hermana pequeña de las antologías Calabazas en el trastero de la editorial Saco de Huesos. "El extraño" relato mini relacionado con los espéctac…

Últimas Lecturas: Cleopatra y Zombis

¿Quién necesita a Cleopatra? Steve Redwood. Grupo AJEC.

La novela del británico, es una narración sobre viajes en el tiempo en clave de humor, ese al estilo de Douglas Adams, Terry Pratchet o Thom Sharpe.

Por las páginas de este libro, veremos surgir a Leonardo Da Vinci, Caín, Joseph Smith (el fundador de la iglesia mormona), los extraños objetos no identificados que se estrellaron en Roswell en 1947, Rasputín, Jesús... Estas peripecias están contadas desde el punto de vista de N, el narrador traicionero, inventor del aparato que posibilita el viaje hacia un momento del pasado. Junto a él su compañero a la fuerza, Bertie, cuyo único mérito es ser el hijo del acaudalado mecenas que patrocina el proyecto.
Así, asistiremos a paradojas temporales, viajeros del tiempo de diferentes eras, una pareja de hombres desagradables que siempre aparecen cuando menos te lo esperas, policías del tiempo macizas, puñaladas traperas en inhóspitos escenarios, enamoramientos, desengaños amorosos, una vejiga a…